Wakanda forever

La reina Ramonda (Angela Bassett), Shuri (Letitia Wright), M’Baku (Winston Duke), Okoye (Danai Gurira) y las Dora Milaje (incluida Florence Kasumba) luchan por proteger a su nación de las potencias mundiales que intervienen tras la muerte del Rey T’Challa.

Fuente: Marvel

Buscando un nuevo horizonte luego de la muerte del Rey T’Challa, el reino de Wakanda debe prevalecer frente a las amenazas del mundo exterior que, al percibir estos últimos acontecimientos como un signo de debilidad, intentan apoderarse de su poderoso vibranium. Gracias a la ayuda de Riri Williams, que tiene una excelente presentación en el film, el gobierno americano ha encontrado una forma de detectar el metal en otro lugar, pero esto desatará la furia de Namor, el vengativo rey de Tlalocan.

Por su lado, Shuri y su madre, la reina Ramonda, comienzan a distanciarse tras la perdida de T’Challa, las separa un duelo reprimido, que llena a la chica de un gran sentimiento de impotencia e injusticia. La princesa de Wakanda deberá dejar la racionalidad de la ciencia para continuar con el legado espiritual que le precede, pero esto no será una tarea sencilla.

#WakandaForever es indudablemente un homenaje a la figura emblemática de Chadwick Boseman. El film trabaja sobre la reacción de una dolorosa pérdida y abraza la ruptura emocional a nivel cultural de una manera muy solemne. Es incuestionablemente respetuosa, el legado de Boseman se percibe en ella todo el tiempo. Al mismo tiempo, logra ser una gran película de acción y auto-reconoce que no puede estar imbuida de una melancolía tan agresiva.

El guion de Ryan Coogler y Joe Robert Cole contiene varios logros, entre ellos; articular un villano de gran categoría como lo es Namor (con una gran interpretación de Tenoch Huerta) y lograr una buena representación Maya/Mesoamericana, gracias a una rigurosa documentación de la cultura (que se puede percibir más en los detalles de vestuario y ambientación). Con 161 minutos de proyección, el guion de ritmo rápido y bien construido de #WakandaForever avanza sin problemas y mantiene las cosas lo suficientemente convincentes. Es probablemente el mejor trabajo de guion de la fase 4.

Ryan Coogler dirige un film diverso, complejo, emotivo y lleno de momentos cinematográficos que asombran. Ha vuelto a levantar el reino de Wakanda como una nación poderosa e indestructible, incluso en los escenarios menos pensados. Le regala al espectador la posibilidad de experimentar el dolor en toda su complejidad, mientras que lo embarca hacia una realidad colonizadora bastante familiar. Es quizás la longitud del film la que se vuelve su propio enemigo al tener múltiples escenarios presentados como los “importantes”, la cinta decanta en un clímax aceptable, pero que da espacio al cuestionamiento.

Ludwig Göransson regala una banda sonora igual de valiosa que su predecesora: esta vez la componen artistas como Burna Boy, Snow the product, entre otros, e incluye la versión de Tems de «No Woman, No Cry» de Bob Marley y el regreso a la música de Rihanna.

Letitia Wright realiza un trabajo evolutivo importante, Shuri vive bajo la presión de muchas nuevas responsabilidades y su arco se vuelve transcendental para el futuro de la franquicia, Wright cumple con todo a la perfección.

Los regresos de Lupita Nyong’o, Danai Gurira, Winston Duke y Florence Kasumba están más que justificados, siguen embelleciendo el escenario de Wakanda. Las nuevas adiciones al universo de Marvel, como Michaela Coel, Tenoch Huerta (el mutante) y Dominique Thorne debutando como IronHeart, están muy bien trabajadas y sus historias solo se vuelven más prometedoras.

Es, a mi juicio, Angela Bassett el huracán de #WakandaForever. La película le ofrece a la actriz la oportunidad de exaltar su posición y entregar, en varias oportunidades, interpretaciones desgarradoras. Basset se vuelve un puente indispensable entre lo viejo y lo nuevo, elevándose como uno de los elementos inolvidables de la historia de Wakanda.

Es fácilmente la mejor película de Marvel desde Avengers: Endgame. ¡El alcance, el trabajo de cámara, la actuación y las emociones crudas dentro y fuera de la pantalla se pueden sentir en todo momento!

Conclusión: Con muchas emociones entre líneas #Wakandaforever se vuelve un film entretenido, lleno de acción y una interesante interpretación de las culturas. También alberga espacio para entender la dolorosa partida. Supera las expectativas.


Director: Ryan Coogler

Guion: Ryan Coogler y Joe Robert Cole

Elenco: Angela Bassett, Letitia Wright, Tenoch Huerta, Dominique Thorne

Duración: 161 minutos

Ranked
8.4