Luna llena

En una pequeña localidad japonesa, el matrimonio compuesto por Tetsuo y Fujiko Nire vive apaciblemente en una residencia en cuyos jardines cantan toda clase de cigarras. Son ya abuelos, y se mudaron allí cuando ella, Fujiko, empezó a mostrar síntomas de Alzheimer. Y una mañana, al levantarse, Fujiko, extrañada, no reconoce a Tetsuo, su marido. Gracias a una improvisada ayuda, Fujiko se tranquiliza: una enfermera de la residencia le dice que Tetsuo es su novio, el prometido que, según la antigua tradición japonesa, ha conocido gracias a un encuentro, un miai. A partir de ese momento, Tetsuo no solo se enfrentará a situaciones que lo desconcertarán, sino que, ante todo, tendrá que decidir si quiere convertirse en el novio de la que ha sido su esposa durante décadas. Porque las sorpresas solo acaban de empezar.

Aki Shimazaki no duda en volver a sus raíces con todo lo que eso significa. #LunaLLena es principalmente un reencuentro con el estilo, la forma de presentar personajes cautivadores, transparentes y tan simples que puedes llegar a conocerlos en muy poco tiempo. Lo acompaña un sentido propio de la familia, la construcción femenina obstruida por una crianza limitada, diálogos tan íntimos y cotidianos que incrementan la necesidad de abarcar mejores descripciones y dejan al lector con un sentido de familiaridad, ansioso por saber un poco más.

“Tetsuo-san, ¿le gustaría volver a verme dentro de ciento dos años?”

Tetsuo se encuentra a sí mismo plagado de nostalgia y cuestionamientos sobre el pasado, mientras nos narra el desafío diario que significa vivir con el Alzheimer de su pareja. Pero no son los buenos momentos los que desaparecen, Fujiko comienza a recordar, para sorpresa de su marido, situaciones que jamás comentó revelando asuntos pendientes, como si fuera una lenta y angustiosa despedida.

La sutileza de la narración no se vuelca completamente al drama, hay muchos sucesos que suenan tan dinámicos y cómicos que recuerdan a la vejez, un espacio donde la sabiduría de lo esencial prima, aunque no siempre sea con dignidad (ni un privilegio para todos), aquí se vuelve primordial rescatar el relato de la austeridad. Es hermoso y cautivador.

“Para mí es amar y ser amado. Si nos casamos, quiero que nos amemos toda la vida.”

#LunaLLena es finalmente un breve relato sobre la fragilidad de la vejez y la grandeza de la vida. Una vida que, aunque está llena de acontecimientos que nos perturban o cambian para siempre, contiene enseñanzas reveladoras y transformadoras. Un hermoso y delicado llamado a generar preguntas sinceras, entregar respuestas honestas y adquirir la madurez de apreciar los detalles de la vida a pesar de ello.


Aki Shimazaki (Gifu, Japón, 1954) es una novelista y traductora canadiense. Se mudó a Canadá en 1981, viviendo en Vancouver y Toronto. Actualmente, vive en Montreal, donde enseña japonés. Escribe y publica sus novelas en francés desde 1991.


Autor: Aki Shimazaki

Género: Novela contemporánea (Asía)

Páginas: 160

Año: 2022

Editorial: Tusquets Editores S.A.

Dificultad: Fácil