Argentina 1985

Durante la década de 1980, un grupo de abogados investiga y lleva a juicio a los responsables de la dictadura cívico-militar argentina. El film de Santiago Mitre ganó el premio del público en la 70.ª edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. A su vez, fue pre-seleccionada como la representante argentina para competir en la categoría mejor película internacional en la 95.ª edición de los Premios Óscar.

Fuente: Prime Video

La película está inspirada en la historia real del fiscal Julio Strassera y su adjunto, Luis Moreno Ocampo.​ En el filme retrocede hasta el año 1985, cuando dos fiscales comienzan a investigar y juzgar a las cabecillas de la última dictadura militar argentina. En la película, Strassera y Ocampo se enfrentan a la influencia de las presiones políticas y militares y reúnen a un equipo legal de abogados novatos para llevar a cabo el juicio a las juntas.

Silvia: Yo no entiendo si estás así… porque tienes miedo… de que la cosa no se haga.
Julio Strassera: Silvia.
Silvia: O porque tienes miedo de que la cosa sí se haga. Por momentos creo que lo que pasa es que estás cagado de las patas.
Julio Strassera: Por supuesto que estoy cagado de las patas.

Fuente: perfil

#Argentina1985, probablemente sea una de mis muestras fílmicas favoritas de este año. En este filme no se cuenta la historia en sí, y es importante destacarlo, solo sigue un capítulo de uno de los hechos que han constituido a Argentina; el proceso que se desencadenó cuando los fiscales Julio Strassera y Luis Moreno Ocampo, investigaron a la dictadura militar más grotesca que sucumbió el país suramerico.

La película técnicamente está bien construida, partiendo de su guion bastante sólido, que corre bajo la pluma de su director Santiago Mitre en conjunto con Mariano Llinás, uno puede apreciar los dilemas que acechaban al fiscal Strassera y el joven Moreno Ocampo en este proceso que no fue nada fácil. Los guionistas supieron equilibrar lo que pudo ser un dramón lacónico con pinceladas de humor que caracterizan a los argentinos. Como latinoamericana es una cinta que no te deja inherente, las escenas de los relatos, tan crudos y que tocan una fibra sensible, aunque me hubiese gustado que el material de archivo que sale al final lo introdujesen en la sucesión de escenas para darle más fuerza, en demás me gustó muchísimo.

Respecto a la cinematografía me parece preciosa, Javier Juliá logró una maravilla, con ese balance de tonos cálidos, fríos, el juego de luces y sombras, sustentaron tan bien lo narrado. El Score muy apegado. Pero el otro gran highlight, la magnífica actuación que da Ricardo Darín, uno de los mejores actores que tiene Latinoamérica, quien da vida a Strassera, y nos acerca a esas disyuntivas que acechaban al abogado en este proceso peliagudo. Tampoco puedo olvidar a Peter Lanzani, en la piel del abogado Moreno Ocampo, es la primera vez que lo veo actuando y me gustó muchísimo su trabajo.

Argentina, 1985 es una cinta que, desde el respeto, nos invita a mantener la memoria histórica, esa que es vital para no cometer los mismos errores del pasado.

David Review

#Argentina1985 no busca ser encasillada como una específica película legal y disfruta de ambos elementos (histórico y ficción) de igual manera e igual impacto. La ficción es una manera de interpretar la realidad y en el trabajo de Santiago Mitre volvemos a presenciar la travesía de Julio Strassera y su adjunto, Luis Moreno Ocampo. El juicio inició el 22 de abril de 1985 y las audiencias se prolongaron hasta agosto de ese año. En unas 530 horas de audiencia declararon 839 testigos en la denominada «causa 13».  El reconocido «Juicio a las Juntas» cambió la historia de la democracia Argentina, en una época donde América del Sur estaba viviendo simultáneamente el peso de la dictadura.

Sorprende como la película decide interpretar la responsabilidad que hubo detrás de aquel valiente acto de justicia, vemos también como se construyen las diferentes relaciones que dan paso a un joven grupo humano y cómo la política incluso forma parte de la  médula de la familia del fiscal. 

El trabajo de ambientación, composición y fotografía funciona fluidamente, Mitre se vuelca al estilo clásico de los dramas legales para regalarle al espectador una hermosa proyección de la época, culminando en una película extensa, pero muy dinámica. 

La actuación de Ricardo Darín siempre está caracterizada por alcanzar una profundidad y entendimiento de personaje perfecto, que en este tramo de su carrera es difícil cuestionar el poder de su interpretación: aquí se le nota más libre en comparación a su original, pero no deja de ser efectivo. Le acompaña un elenco igual de convincente y talentoso.

Agradable fue ver cómo el humor argentino maquilla y equilibra los tonos grises y más doloroso de una historia demasiado familiar y difícil de ignorar.

Finalmente, #Argentina1985  se vuelve un emotivo recordatorio al ser fiel a los relatos de las víctimas que fueron despojados de sus derechos humanos. Siendo lo suficientemente evocador, el film logra cuestionar, instruir y convertirse en una experiencia cinematográfica en todo su esplendor. Incuestionablemente emocional, la percibimos como un ataque directo al deprimente negacionismo creciente de las nuevas generaciones. Vale la pena.

Fuente: perfil

Conclusión: Argentina, 1985 es una cinta que, desde el respeto, nos invita a mantener la memoria histórica, esa que es vital para no cometer los mismos errores del pasado.


Director: Santiago Mitre

Guion: Santiago Mitre, Mariano Llinás

Elenco: Ricardo Darín, Juan Pedro Lanzani, Alejandra Flechner, Laura Paredes

Duración: 2h 20m

Disponible en:

Argentina 1985
Ranked
8.7
Puntaje final