Anna

Todo comienza con una simple mentira. La mentira lleva a Yu Mi a vivir una vida completamente diferente. Su esposo es Ji Hun, un hombre ambicioso, que persigue una vida orientada a objetivos. Yu Mi es amiga de Ji Won, la única persona en la que puede confiar y con quien puede contar. Mientras tanto, Hyun Joo disfruta de su vida superior, sin ninguna consideración o malicia hacia los demás.

La producción de Coupang Play, adaptada y dirigida por Lee Joo-young está basada en la novela «Chinjeolhan Yibangin» de Jung Han-A. Bae Suzy regresa a la pantalla acompañada de un elenco estelar que lo completa Jung Eun-Chae, Kim Joon-Han y Park Ye-Young.

Fuente:KdramaZone

Review

Una mentira lleva a Lee Yu Mi/ Lee Anna (Suzy Bae) a vivir una vida usurpada.  Más tarde se casa con Cho Ji Hoon (Kim Joo Han) un hombre codicioso quien persigue nuevos objetivos y Lee Anna será fundamental en ello. 

Una de las razones por la que esta miniserie estaba en mi radar fue porque una de las actrices en este proyecto es de mis favoritas, pero eso no siempre es una garantía de que termine amando todo, sin embargo #Anna es una producción que sin duda pasa a mis favoritas del año.

Desde su arranque #Anna es una historia que sabe como quedarse con el espectador, porque te deja expectante a lo que vendrá y no tiene momentos redundantes. Más allá de ser un drama de corte makjang (esos de odio, venganza, amor y deseo) para mí se sintió más como un thriller psicologico. La serie, compuesta por seis episodios, está cargada de silencios y simbolismos, son sus personajes a través de sus expresiones corporales y faciales los que llevan la batuta.

Siempre ha sido así­, siempre hago todo lo que me propongo.

Anna.

Si bien en cada capítulo la nueva serie de Coupang Play demuestra que tiene una base argumental sólida, logra humanizarla dentro del contexto, a pesar de saber que el personaje central posee praxis moralmente incorrectas, se construye de modo que uno pueda empatizar con su viaje narrativo.

Fuente: Pinterest

El enfoque y la fórmula de los escritores Jung Han-A y Lee Joo-Young son realmente inusuales. Generalmente, el drama clásico del personaje principal que tiene una vida difícil se aferrará a sus principios hasta que obtenga la ayuda de otros personajes y el apoyo moral de la audiencia. En #Anna, el personaje de Yu Mi se describe como una figura que no piensa mucho en correr riesgos, dispuesta a mentir por el bien del prestigio, etc.

campusnesia.

Sin embargo, el encanto de #Anna como serie radica (para mí) en que la visión de su director se encamina a lo que aborda el cine independiente; hace críticas a sistemas establecidos y muestra los tonos grises del ser humano, más allá de que si eres bueno (blanco) o negro (malo), y en eso juega el uso de tonos fríos y cálidos en su cinematografía para aportar esa ambivalencia de emociones y dramatismo.


Algo que me encanto fue ver a Suzy probando un género al que no estaba acostumbrada y luciéndose porque Anna es ella sabiendo llevar a un personaje que requería de agudeza, inteligencia y sobre todo comunicar a través de expresiones faciales.

Para interpretar al personaje de Yoo Mi, que sufre del síndrome del impostor, Suzy incluso busco el consejo de varios expertos en su campo.

En el proceso de creación de Yoo Mi, pense en la ansiedad que sentía. Al expresar ansiedad, pienso en como todos tienen este tipo de emoción y me enfoco más. También comencé a escribir en un diario. Quería registrar las emociones que sentía, así que escribí diligentemente. Pero me ayudó mucho en mi actuación

Suzy . cita de Soompi.
Fuente: OTakucart

Sin duda, sus compañeros de reparto también se destacaron en el proyecto, porque no podemos obviar las escenas puntuales de Jung Eun Chae como la irritable Anna Lee, sin hablar del infame y ambicioso Choi Ji Hoon de Kim Ji Han.

La serie genera varias preguntas a su paso, ¿cómo será la nueva vida de Yoo Mi? ¿Cómo puede tener una nueva vida como Anna? ¿Qué peligro lo amenazará?, pero deja un mensaje claro: ninguna mentira es un puerto seguro, porque al final de todo la conciencia es nuestra peor carcel.